El proyector perfecto para cada tipo de acto

El proyector perfecto para cada tipo de acto

A la hora de realizar un evento es imprescindible contar con los invitados, el catering o la decoración del lugar, pero hay otro aspecto que tener en cuenta, y que cada día requiere de mayor importancia y es el tipo de pantalla de proyección que se utilizará. Lo importante es saber cuál es la más adecuada, y por ello hay que saber si se trata de un acto profesional, de gran envergadura o por el contrario se trata de un evento que no requiere tanta formalidad.

Por un lado, está la proyección con trípode que hace referencia a un tipo de pantalla con unas características idóneas para eventos sencillos y una proyección que no necesita de grandes efectos. Son demandadas por su facilidad de uso y cómodo transporte al ser plegable y fácil de montar y además se puede adaptar a diferentes alturas.

En segundo lugar, están las pantallas de proyección con bastidor, que se refieren a un tipo de pantalla con un soporte de aluminio con 2 patas laterales. Se caracterizan también por su facilidad de uso, ya que tanto su armazón como su tela son plegables y ello favorece el montaje.

Por otro lado, están las pantallas de proyección con truss que se utilizan para actos más grandes y que requieren de mayor tecnología. Es el único tipo de pantalla que ofrece una resolución panorámica de 16:9 a través de unos firmes soportes formados por una tela y una estructura. Además, cuenta con una alta calidad de imagen.

Por último, existe la opción de contar con proyectores LCD o DLP. Los primeros se caracterizan por una naturalidad de color que otorga una importante luminosidad a las imágenes. Por el contrario, la tecnología DLP ofrece un gran nivel de contraste y destaca por su precisión en las imágenes

Una serie de características que hacen de estas pantallas o proyectores un elemento imprescindible para que tu evento sea un auténtico éxito.