La realidad virtual aterriza en 2016

La realidad virtual aterriza en 2016

Tras mucho tiempo intentando alcanzar el mercado de consumo, es ahora cuando se prevé un resurgir importante de la tecnología VR (virtual reality) con una calidad asombrosa, potentes procesadores y unas pantallas que pueden introducirnos en un mundo audiovisual aún desconocido y sin precedentes.

La realidad virtual ha renacido y lo ha hecho con fuerza, esta vez, para instalarse de forma importante en nuestro día a día. Se espera que en 2016, se vendan en todo el mundo 14 millones de unidades de dispositivos de realidad virtual y a partir de entonces el crecimiento de esta tecnología ya no tendrá límites. El problema que siempre ha frenado la realidad virtual es la dificultad por implementar esta tecnología con éxito en la vida real, el poder lograr crear una imagen con diferentes perspectivas para que el usuario tenga la sensación de que se encuentra en un mundo tridimensional, en un entorno envolvente de 360 grados.

Algunas empresas ya están apostando por la experiencia en primera persona, por esta tecnología con dispositivos, en la mayoría de los casos auriculares y visores, que sumergen al usuario en otro mundo, en otro lugar tridimensional. Y en 2016, aterrizan importantes productos como el HTC Vine, Oculus Rift (Facebook) o Project Morpheus (Sony).

Aunque el principal uso que se espera de esta tecnología es aplicado al sector de los juegos de realidad virtual, al gaming, y a los mundos digitales creados por ordenador, el verdadero reto está ahí. Y no es otro que el desarrollar nuevos contenidos y un futuro lleno de posibilidades y experiencias nuevas que modifique nuestra forma de vivir el día a día.

Desde Stereo Rent, hemos desarrollado varios proyectos en los que hemos incluido el VR y ha dado existentes resultados, especialmente en presentaciones y lanzamientos de producto.

Disponemos de los equipos y el personal especializado para ponerlo en practica y os ayudaremos aportando todo nuestro conocimiento a vuestra idea de evento.